El problema no es lo que te pasa, sino como reaccionas tu frente a lo que te pasa.
No importa lo mucho o poco que hagas, sino "como" lo hagas.
No uses el presente para ninguna fin solo vívelo pues es lo único que existe.

domingo, 19 de febrero de 2017

La tecnología en el Entrenamiento de Futbol

Marcos Silva, especial para Referí

Drones, chalecos que generan datos, entrenadores trabajando en cancha con laptop o tablets y prácticas seguidas bajo el lente de una cámara forman parte del fútbol moderno. ¿Cómo repercutió ese cambio en Uruguay?


Un drone sobrevolando una cancha de fútbol, 22 jugadores utilizando un chaleco que genera datos al instante y cámaras que filman cada movimiento táctico en los entrenamientos. Las tablets y computadoras se sumaron a un área que hasta hace algunos años eran propiedad de los conos y de las pelotas de fútbol. Bienvenidos a los entrenamientos en el siglo XXI.


Software y análisis


Para el Sudamericano sub 20 que ganó Uruguay hace una semana el cuerpo técnico agregó un integrante más con el objetivo de procesar y elaborar análisis estadísticos de cada jugador durante todos los partidos. "Pablo Alonso recibía la información de cada pelota recuperada por los futbolistas, datos individuales de los movimientos de cada jugador dentro del campo de juego y un análisis del rival", le contó a Referí Krikor Attarian, fundador de AZSportstech, empresa que nació en 2007 y que ofrece servicios de análisis a través de un software.

"Durante el Sudamericano en Ecuador, Fabián Coito le enviaba informes individuales a los jugadores a través del whatsapp. Los futbolistas recibían videos personalizados con sus jugadas y las del rival que tenían que enfrentar", agregó Attarian. Según explicó, esta es una de las funciones que permite la plataforma VideoStats que ofrecen en AZSportech.

"De todo lo que filmamos, quizás compartimos sólo el 1% con el futbolista", aseguró Jorge Giordano, técnico de Wanderers y otro de los entrenadores que sumó la tecnología como herramienta táctica. El entrenador bohemio reconoció que la clave está en elegir el momento exacto para utilizar este tipo de herramientas: "Hay que decidir qué contenido queremos compartir, qué queremos mostrarle al jugador para que cuando lo reciba tenga un impacto positivo y no lo abrume. Nuestro cuerpo técnico tiene un protocolo de análisis de video y en base a eso establecemos una planificación".

El apoyo de Óscar Washington Tabárez previo al Mundial de Sudáfrica en 2010 fue fundamental para el desarrollo y crecimiento de AZSportsTech, que en aquel entonces se llamaba Kizanaro. "Cuando le presentamos nuestro proyecto se interesó mucho y enseguida se dio cuenta de la ventaja que le podía dar a futuro".

Actualmente, el 90% de los clubes de primera división en Uruguay utilizan algún servicio de AzSportstech. "Cuando empezamos a trabajar, nuestros primeros clientes fueron Danubio, Peñarol, Defensor Sporting y Nacional. Hoy en día son muy pocos los casos de entrenadores que no trabajen con análisis de videos", reconoció Attarian.

En este momento, la empresa apunta a un análisis más global y desarrolló el programa "Club Manager" que se encarga de registrar en formato digital una base de datos que incluye todos los entrenamientos de cada jugador que pertenece al club en cualquier categoría y monitorear su evolución, con información que va desde los videos de los entrenamientos hasta la información de lesiones o eventos que le hayan impedido entrenar en un determinado momento. "Los jugadores son los activos más importantes y en la mayoría de los casos se pierde la trayectoria juvenil de ese futbolista", explicó Attarian.

"Algunos directivos ven este tipo de herramientas como un gasto y está lejos de ser así. Es un insumo que influye en la planificación y sirve de mucha ayuda", aseguró Giordano.

Dentro de las distintas opciones que ofrece la empresa AZSportech se destaca "Videotag", una plataforma digital que le permite al entrenador armar y etiquetar análisis personalizados. Alexander Medina, Jorge Giordano y Fernando Curutchet son alguno de los técnicos que utilizan esta alternativa que tiene un costo anual de U$S 360.


Datos, informes, estadísticas


En la bancada de prensa del Gran Parque Central, destacan dos chicos jóvenes vestidos con equipo de Nacional que se pasan todo el partido apretando botones en la pantalla de una tablet. Ellos son Andrés Martínez y Augusto Pons, encargados del departamento de análisis de Nacional. "Nuestro objetivo es encontrar puntos fuertes y débiles del rival para sacar beneficio en el partido", explicó Martínez, y agregó: "Dentro de determinados parámetros, uno calcula cosas que se repiten o se pueden dar durante el juego aunque el fútbol es muy impredecible y hay mil imponderables que no se pueden calcular". A modo de ejemplo Pons comentó: "El otro día el gol de Olaza de tiro libre cambió todo el juego".

Cuando termina el primer tiempo, los analistas ya tienen una secuencia de imágenes para mostrarle al cuerpo técnico en el vestuario y que en base a eso estudie las posibles variantes.

Tanto Martínez como Pons son funcionarios del club y su tarea es independiente al cuerpo técnico que esté en el momento. Comenzaron a trabajar con Gustavo Munúa y ahora se sumaron al equipo de Martín Lasarte. "Cada entrenador nos pide que analicemos determinada cantidad de variables según el área en la que esté interesado trabajar o el informe que pretenda recibir", contó Andrés Martínez a Referí.

Los análisis son personalizados por el técnico y cada entrenador pretende un enfoque distinto al de los demás. Algunos se interesan por la distancia y la dirección que tiene el saque desde el arco de un golero para determinar cómo posicionar a sus jugadores en la cancha mientras que otros prefieren saber cuántos kilómetros corren los laterales por partido. De todas formas, todos los técnicos piden informes sobre las jugadas de pelota quieta, ejecución de penales y sistemas tácticos con superioridad o inferioridad numérica.

"Estamos adelantados respecto al rival. No ves sólo un partido, mirás varios y analizás tendencias, características individuales y situaciones puntuales como por ejemplo si determinado equipo siempre realiza los mismos cambios cuando está perdiendo", añadió Martínez.

Andrés Martínez confirmó que, en el corto plazo, Nacional tiene previsto ampliar el departamento de análisis a todas las divisiones formativas del club. "Queremos generar una base de datos para que Nacional pueda recurrir a ella y tener al menos 300 partidos de cada futbolista durante toda su etapa de formativas y monitorear su evolución", concluyó.


Chalecos GPS


Al principio llamaron la atención. ¿Qué eran y para qué servían esos chalecos que cubrían el pecho de los futbolistas por debajo de su camiseta?

Los chalecos con GPS le permiten al cuerpo técnico monitorear y recabar información del rendimiento físico del futbolista durante el partido y en los entrenamientos.

Medir la distancia que recorren los futbolistas, los trayectos donde los movimientos tienen mayor intensidad, controlar el ritmo cardíaco y los tramos de descanso son algunas de las funciones que informan al cuerpo técnico mediante el uso del GPS.

Alejandro Martínez era el preparador físico de Juan Ramón Carrasco en la selección uruguaya y luego trabajó con JR en varios equipos del medio local y en el exterior. Una de esas experiencias fuera de fronteras fue en el año 2012 en Atlético Paranaense de Brasil.

"El dato más importante que nos ofrecía el GPS durante los entrenamientos era constatar cuántas veces el futbolista aceleraba y desaceleraba su carrera durante los trabajos. Eso nos permitía saber cuál era el gasto metabólico del futbolista y determinar el grado de fatiga muscular y la calidad de los ejercicios", explicó Martínez.

En Brasil se juegan tres torneos al mismo tiempo: está el campeonato Estadual, el Brasileirao y la Copa de Brasil. Cada tres días los equipos juegan un partido y recorren miles de kilómetros para trasladarse por todo el país. Esto obliga a los clubes a tomar todas las precauciones para evitar las lesiones y el cansancio.

Sobre este tema, Martinez recordó una experiencia que le tocó vivir cuando llegó al Atlético Paranaense: "Previo al partido, los jugadores se hacían una prueba de sangre donde se le detectaba una enzima llamada CFK. El fisiólogo del club, en función de un estudio que iba haciendo, podía predecir en base a los resultados el nivel de riesgo de lesión y el grado de fatiga muscular".

La experiencia de Martínez con el uso de los GPS mejoró en 2015 cuando llegó junto a Mauricio Larriera a Catar para trabajar en Al-Wakrah. "Ahí los GPS nos traían todos los datos. Distancia, aceleraciones, sprints y el gasto metabólico de cada jugador. Eso nos permitía tener un control de los entrenamientos y dosificar las cargas físicas de las prácticas basándonos en los datos que recibíamos al instante".


Los drones


Son varios equipos del fútbol uruguayo que comenzaron a filmar los entrenamientos a través de un drone que les proporciona al instante imágenes aéreas de los movimientos tácticos.

Un drone tiene una autonomía de vuelo aproximada de 12 a 15 minutos y los técnicos lo utilizan para corregir movimientos tácticos puntuales y tener otra perspectiva de los movimientos de los futbolistas dentro del campo de juego. "Para generar imágenes de la práctica utilizo la filmación tradicional, el drone te da la posibilidad de que el futbolista visualice desde otra perspectiva sus movimientos en la cancha", aseguró el entrenador de Wanderers.

Ariel Holan, ex entrenador de la selección argentina de Hockey y que fue candidato a dirigir a Peñarol en diciembre pasado, se caracteriza por aplicar la tecnología en sus entrenamientos y es común verlo detener las prácticas para que sus dirigidos observen en un televisor que lleva al campo de juego los errores que están cometiendo.

Para Giordano, "lo más importante es que el jugador comprenda el concepto y entienda lo que se le plantea. No creo en la imposición, es fundamental que el futbolista se convenza del trabajo que realiza".

Ya sea con el uso de drones, GPS, softwares o análisis de video, todos los protagonistas coincidieron que el objetivo fundamental es mejorar la calidad de los entrenamientos y sumar herramientas que permitan acercarse al éxito y aumentar la competitividad de los deportistas.


La celeste, adelantada


La pionera en esta materia fue la selección nacional, que desde previo al Mundial de Sudáfrica incorporó diversas tecnologías para aplicar en beneficio de los jugadores y el equipo. Desde 2010, el cuerpo técnico encabezado por Tabárez dispone de una base de datos que ya acumula siete años de registros físicos y médicos, que permiten conocer la situación de cada uno de los jugadores citados.